¿Qué ejercicios pueden ayudar a aliviar el dolor de la ATM?

    • Causas del dolor de la ATM
    • 6 ejercicios
    • Cuándo contactar con un médico
    • Resumen

Las personas que experimentan dolor debido a un trastorno de la articulación temporomandibular (ATM) pueden probar una serie de ejercicios para aliviarlo. Estos ejercicios pueden mejorar la fuerza y la movilidad de la mandíbula.

Los trastornos de la ATM son un grupo de enfermedades que afectan a los músculos y huesos de la mandíbula. Causan dolor en la articulación que conecta la mandíbula con el cráneo y permite a la persona abrir y cerrar la boca. El dolor puede provenir de los músculos responsables de mover la articulación o de la propia articulación.

Las terapias no invasivas o conservadoras pueden reducir el dolor y la rigidez de los trastornos de la ATM. Pueden incluir ejercicios que ayuden a mejorar la fuerza o la función de la mandíbula.
Este artículo explica qué son los trastornos de la ATM y detalla algunos ejercicios que pueden ayudar a aliviar los síntomas.

¿Qué causa los trastornos de la ATM?

[img]Compartir en PinterestDmitry Marchenko/EyeEm/Getty Images

La ATM, o articulación temporomandibular, permite que la mandíbula se mueva cuando una persona come, habla o bosteza. Las articulaciones, músculos y ligamentos que controlan la mandíbula se encuentran a ambos lados de la misma.

Según la Asociación Dental Americana, cada articulación tiene un disco en su interior que proporciona amortiguación cuando la mandíbula se mueve. Cualquier desalineación en el sistema de músculos, ligamentos y el disco puede causar dolor, rigidez o molestias en la ATM.

La Asociación de la ATM afirma que las causas comunes de los trastornos de la ATM incluyen:

    • traumatismos en la mandíbula
    • cirugía dental
    • la inserción de un tubo respiratorio durante la cirugía
    • enfermedad autoinmun
    • infecciones
    • Otras posibles causas son la artritis y apretar o rechinar los dientes.

El Instituto Nacional de Investigación Dental y Craneofacial (NIDCR) añade que la causa exacta de los trastornos de la ATM no siempre está clara, y señala que algunas lesiones pueden provocarlos. Estas lesiones pueden afectar a la:

    • la propia articulación
    • disco dentro de la articulación
    • músculos o ligamentos encargados de mover la mandíbula

6 ejercicios para aliviar el dolor de la ATM

Algunas personas podrían encontrar que ciertos ejercicios que estiran o fortalecen la mandíbula reducen el dolor de los trastornos de la ATM.

A continuación, enumeramos seis ejercicios que podrían ayudar a minimizar los síntomas y explicamos cómo realizarlos.

Sin embargo, es mejor consultar los ejercicios con un médico o fisioterapeuta antes de empezar. Una persona siempre debe dejar de realizar cualquier ejercicio si empeora el dolor o las molestias.

1. Cierre de la boca resistido

El cierre resistido de la boca consiste en aplicar cierta presión en la barbilla mientras se cierra la boca. Para realizar el ejercicio:

    1. Coloque los pulgares bajo la barbilla.
    2. Coloque los dedos índices entre el reborde de la boca y la parte inferior de la barbilla.
    3. Coloque los dedos de la mano entre el reborde de la boca y la parte inferior de la barbilla.
    4. Utilice los dedos y los pulgares para aplicar una suave presión hacia abajo en la barbilla mientras cierra la boca.

2. Apertura de la boca resistida

Una persona también puede aplicar una suave presión en la barbilla mientras abre la boca. Para realizar el ejercicio:

    1. Coloque dos dedos bajo la barbilla y abra la boca lentamente mientras aplica una suave presión con los dedos
    2. Mantener durante 3-6 segundos.
    3. Cierre lentamente la boca.

3. Movimiento de la mandíbula de lado a lado

Este ejercicio consiste en mover la mandíbula de lado a lado para fortalecer los músculos:

    1. Muerda suavemente con los dientes delanteros un objeto que tenga aproximadamente un cuarto de pulgada de grosor, como dos depresores de lengua.
    2. Mover lentamente la mandíbula de un lado a otro.
    3. Aumente el grosor del objeto una vez que el ejercicio sea más fácil.

4. Lengua arriba

El ejercicio de lengua arriba consiste en abrir y cerrar lentamente la boca mientras se mantiene el contacto con el paladar.

Una persona debe repetir este movimiento varias veces.

5. Movimiento de la mandíbula hacia delante

Este ejercicio también requiere un objeto delgado. Una persona puede seguir estos pasos:

    1. Sujete suavemente un objeto que tenga un grosor de aproximadamente un cuarto de pulgada entre los dientes delanteros.
    1. Mueva la mandíbula hacia adelante para que los dientes inferiores estén delante de los dientes superiores.
    2. A medida que el ejercicio se hace más fácil, sustituya el objeto por otro más grueso.

6. Ejercicio de los Hospitales Universitarios de Oxford

Los Hospitales Universitarios de Oxford recomiendan la siguiente rutina para fortalecer el músculo de la mandíbula y prevenir los chasquidos en la articulación mandibular.

Una persona puede realizar esta secuencia de ejercicios durante 5 minutos, dos veces al día:

  1. Cierre la boca y deje que los dientes se toquen sin apretarlos. Coloque la punta de la lengua en el paladar justo detrás de los dientes frontales superiores.
  2. Regrese la punta de la lengua hacia el paladar blando hasta que no pueda llegar más lejos mientras mantiene los dientes juntos.
  3. Mantén la lengua aquí contra el paladar blando y abre lentamente la boca hasta que la lengua empiece a alejarse. Mantenga la posición durante 5 segundos, y luego cierre la boca y relájese.
  4. Repite los pasos durante 5 minutos.

Cuándo contactar con un médico

Las personas que experimentan dolor por trastornos de la ATM deben hablar con un médico sobre las posibles opciones de tratamiento. El médico puede recomendar un fisioterapeuta, que puede trabajar con la persona para desarrollar un programa de ejercicios a medida para mejorar la fuerza y la flexibilidad de la mandíbula.

Algunas personas no encuentran estos ejercicios eficaces para aliviar el dolor. En estos casos, los médicos pueden sugerir medicamentos u otras terapias para aliviar el dolor. En los casos graves, pueden recomendar la cirugía, aunque suelen considerarla un último recurso.

El NIDCR advierte que los posibles beneficios de la cirugía podrían no compensar los riesgos, que incluyen daños permanentes en la mandíbula y que las articulaciones de reemplazo se rompan o no funcionen correctamente.

Resumen

Los ejercicios para el dolor de la ATM son generalmente seguros y pueden reducir los síntomas en algunas personas. Son fáciles de realizar por una persona en casa cada día.

Lo mejor es hablar con un médico o fisioterapeuta para obtener más orientación sobre qué ejercicios son adecuados. Los médicos también pueden recomendar tratamientos médicos si los ejercicios no reducen los síntomas.

es_ESEspañol
X